La colonia

Me desperté en mi agujero, las paredes eran de tierra, pero era mi agujero. Al lado de una cama para mi raza se encontraba un pequeño despertador. Ya era hora de despertarme y oía mucho ajetreo en la colonia.

Madre estaba engendrando nuevos hermanos, estos iban a ser mayordomos, la colonia había aumentado y se necesitaban más de ellos. Había mucha expectación, Madre llevaba tiempo sin engendrar hermanos. Yo no le daba importancia, no eran guerreros, no eran pensantes y ni siquiera eran princesas…

Uno de los mayordomos entró en mi cuarto para lavarme y ayudarme a ponerme el equipo.

-¿Ya ha engendrado Madre los huevos de mayordomo?

Sigue leyendo

Anuncios

¡¡Volvemos!!

Buenas a todos,

He vuelto a escribir de nuevo, después de un año algo liado en el que incluso he cambiado de ciudad y otros asuntos que no interesan al lector de relatos de este blog.

He actualizado las secciones y los links de los relatos publicados. Y en breves subiré uno nuevo.

Un saludo.

La Fuga Religiosa

La celda era húmeda y tenía un olor nauseabundo. Vómitos, orina y otras sustancias habían dejado su hedor en las estancia. Las paredes estaban hechas de rocas, las cuales estaban separadas por algo de musgo y cada una era diferente de la anterior. En ellas se veían marcas escritas indicando los días.

Un hombre con una cresta verde y vestido con un uniforme azul claro se despertó, y vio el número de su solapa.

Sigue leyendo